Ese, el que

argenprop

Fue hacia fines de noviembre. Veníamos de un fin de semana de guardias decepcionantes. Sobre todo después de la casa de Chacarita en la que había una viejita muy mayor toda meada y con la casa impregnada, mugrienta y arruinada… Era como un infierno detrás de una encantadora y típica doble puerta porteña.

Desde agosto de 2012, todos los sábados y domingos solíamos chequear la guardia y seleccionar lo que se ajustara -más o menos- a nuestra búsqueda.

Después de haber recorrido casi 10 departamentos entre sábado y domingo, la semana demandaba una búsqueda más selectiva…

El anuncio en Argenprop resultó poco tentador pero nos decidió un… “y bueno, dale, total que perdemos”.

Subimos, entramos, miramos y salimos Nos miramos.

Dijimos “en este viviríamos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s